CRISTINA FERNÁNDEZ, Discurso ante el Consejo de las Americas.



Muchas gracias. Buenas tardes a todos y a todas. Querida Susan, Presid del Consejo de las Américas; Sr Secr de Estado Thomas Shannon; Sra Secr de Estado de Trabajo de los EE UU; Sr Secr General de la Organización de Estados Americanos; Sres Embajadores y Embajadoras; Empresarios y Empresarias, Sras. y Sres: Quiero decirles que hoy es un día muy especial para mí. La 1ª vez que fui invitada por Susan a dar una charla en el Council fue en febrero del año 2004, lo recuerdo como si fuera hoy. En el frío invierno Neoyorquino organizamos una charla en la sede del Council y luego una cena con importantísimas mujeres Americanas, mujeres de la cultura, de las finanzas, de las empresas de servicios, una cena fantástica que no me voy a olvidar nunca, conocí allí a gente muy importante pero además muy inteligente, como la exPresidenta de Discovery Channel, que después me visitó en la Argentina, como la Vicepresidenta de Ford Motor Company, como la Curadora y Presidenta de la Free Collection. Fue realmente una velada inolvidable, febrero del 2004. Han pasado muchas cosas desde esa fecha en mi País, la República Argentina, y en el mundo. El escenario Nacional de aquella época era diferente al que tenemos hoy. Argentina había defaulteado su deuda soberana en el año 2001, en anteriores gestiones; los índices de desocupación eran de 2 dígitos, muy altos, 22, 23, 24%, casi un cuarto de la población económicamente activa no tenía trabajo, y en definitiva también un escenario internacional que trataba a la Argentina con cierto grado de hostilidad, por decirlo de alguna manera. Había razones, la Argentina –como señalé- había defaulteado su deuda soberana y por lo tanto a nadie le gusta que dejen de pagarle lo que le deben, pero también no es menos cierto que durante todo el período de acumulación de esa deuda, donde Argentina vivía con déficit fiscal permanente, ese Modelo Económico que culminó con el default había sido elogiado en todos los ámbitos Financieros Internacionales. Con lo cual creo, sin temor a equivocarme que, más allá de las responsabilidades obvias 1ª y principales que tenían quienes gestionaban el país, hubo también un cierto grado de consenso, de aquiescencia, de aceptación de ese modelo como un modelo virtuoso. Esa fue precisamente una de las cuestiones que el Gobierno del entonces Presid Kirchner planteó al mundo cuando en los años 2004 y 2005 abordamos la renegociación de nuestra deuda soberana. El planteo -Susan sonríe porque lo planteé también yo aquí en el 2004- es que los hombres y mujeres de negocios que habían colocado activos financieros en la República Argentina a tasas internacionales que no existían en ninguna otra parte del mundo en U$A, tasas que llegaron al 15, 16, 17%, debían hacerse cargo también del riesgo que habían tomado. Cuando alguien invierte en un mundo donde en esos momentos la tasa era del 2 y 3% para depósitos en U$A, y alguien ofrece pagarle 15, 16 ó 17% -hay un riesgo natural en el mundo capitalista, el riesgo empresario es uno de los nervios motores del capitalismo- hay fuertes probabilidades de que si alguien paga tanto diferente al resto tenga algún problema a la hora de devolverlo. El planteo entonces, cuando abordamos la renegociación de la deuda soberana, fue precisamente esto, que el riesgo que habían tomado los inversores fuera compartido con la Argentina a la hora de renegociar esa deuda y reconocer una parte de la misma. De cualquier manera, debo decirlo, la Argentina le reconoció en aquel canje del 2004 a sus acreedores externos más de lo que la Enron les pagó a sus acreedores aquí en EE UU. Pero además en ese tiempo comenzamos a desarrollar un Modelo que muchas veces fue criticado porque algunos decían que era demasiado intervencionista o regulador, pero nosotros planteamos esencialmente un Modelo de acumulación basado en la Economía real, un Modelo de acumulación de matriz diversificada, donde superáramos aquellas históricas contradicciones entre el campo y la industria, donde también superáramos las históricas contradicciones entre el mercado interno y las exportaciones, y además incorporándole algo que los Argentinos tenemos y en muy buena cantidad, que es la calificación de nuestros recursos humanos, para comenzar a explorar en todo lo que son las empresas de la biotecnología, de la tecnología en la informática, en el software, donde, les comento, son precisamente estas empresas las que más alta tasa de natalidad han tenido durante estos últimos 5 años y medio que van desde el 2003 a la fecha. Pero además hicimos algo que no se había hecho durante muchísimo tiempo en la Argentina, casi nunca, Administrar los Recursos Públicos basados en 2 principios básicos, lo que denominamos los superávit gemelos: Manejo de los Recursos Fiscales y al crecer y ser fuertemente agresivos en la generación de un sesgo exportador en nuestras industrias, en nuestros commodities, etcétera, lograr el Superávit Comercial. Pivoteando sobre una administración racional de los recursos, lo recuerdo muy bien en el 1º mensaje del Presidente Kirchner en la Asamblea General de Naciones Unidas, allá por el año 2003, planteábamos al mundo: Déjennos crecer, déjennos con este Modelo que estamos seguros que vamos a poder hacer frente a las deudas. Porque los muertos no pagan, era imposible comprometerse a pagar algo que no se podía pagar y además hacerlo como se había hecho siempre en la Argentina, prometiendo shocks y ajustes a los Argentinos, algo que no había tenido viabilidad Institucional y finalmente había eclosionado en la crisis del 2001. Esto fue generando un proceso virtuoso que permitió hacer descender, como señalaba Susan, la tasa de desocupación a un dígito, 7,8 %. La última medición del 1º mes del último trimestre es la más baja desde hace décadas en la Argentina. Nos permitió también acumular reservas en un Banco Central, que allá por el 2003 no llegaba a los U$A 9.000 millones, lo cual le dio una solidez a todo el sistema financiero en la República Argentina, que nos permitió en algún momento, cuando siempre desde algún lugar quieren apostar contra el Gobierno, tener la fortaleza suficiente para en esos intentos de corridas financieras hacerles perder dólares a aquellos que intentaban también correr a través del tipo de cambio. Pero además fuimos desarrollando igualmente actividades que tienen que ver con agregar mucho valor, que este es el eje central de la Economía real que plantea la Argentina, agregar valor a nuestros recursos. No solamente limitarnos al modelo que tuvo la Argentina a principios del siglo XX, Uds. saben que la Argentina ocupó en algún momento el 8º lugar de Economía en el mundo, antes del crack del ‘30, como exportadora de materias primas. Es cierto que había una gran acumulación de reservas pero es cierto también que había un Pueblo, una Sociedad que vivía en condiciones absolutamente miserables. Alguna vez, allí lo veo a Jorge Castañeda, tendremos que analizar el porqué del surgimiento del partido en el cual milito desde hace mucho tiempo, el Peronismo. El Peronismo es hijo de un modelo que planteaba que la mayoría debía vivir casi miserablemente, mientras un pequeño grupo dominante podía gozar de las mieles de la riqueza. Finalmente la historia siempre se mide por acciones y reacciones, si uno observara todos y cada uno de los productos políticos podría reconocer también las causas de esos fenómenos políticos. Pero no quiero apartarme de la Economía, que en realidad tampoco es una ciencia exacta, yo también creo que la Economía es una ciencia profundamente Social. Esto fue permitiendo un crecimiento virtuoso que también fue generando algunos inconvenientes, por ej en materia energética, claro, en la Argentina, productora de servicios, donde no había industrias o donde estas habían cerrado sus puertas, no se habían hecho inversiones en materia energética, por varias razones, la 1ª porque al estar dolarizadas las tarifas era un pingües negocio la exportación de divisas que se hacían a partir de tarifas dolarizadas; la 2ª cuestión, y creo que la fundamental, que tampoco había necesidad de invertir en energía, porque la energía se necesita cuando hay empresarios que la puedan consumir, se necesitan empresas que produzcan, que generen bienes, que generen servicios, y esto también nos exigió plantear un proyecto, un modelo, un plan energético que nos ha permitido crecer en materia de generación de trasporte y ahora de distribución de energía. Recuerdo que uno de los problemas que teníamos en esa Argentina del año 2003-2004, cuando vine a ver a Susan por 1ª vez, era que en la Argentina todos gritaban y todos reclamaban algo, la gente trabajo, desesperadamente, los empresarios reclamaban las tarifas, en fin, había siempre reclamos sobre todo. Nosotros hablamos, en una actitud gradual, que no significara un shock para la Sociedad ni tampoco desbalanceara, porque luego de lo que se había vivido en el 2001 y 2002 había quedado una Argentina muy fragmentada, la necesidad de ir progresivamente trabajando en todas las variables de la Economía de manera tal de que fuéramos acomodando las cargas y de esa manera poder volver a crecer. Y hemos crecido, como decía Susan, a tasas superiores al 8 %, todo esto con un escenario nacional minoritario que decía que todo era un veranito y también con un escenario internacional donde de las grandes calificadoras de riesgos y desde los grandes bancos de inversión nos criticaban duramente y decían que el Modelo Argentino era inviable. Tasas de crecimiento importantes, acumulación de reservas, crecimiento de la participación de los Trabajadores en el PBI, cuando asumió el Presidente Kirchner la participación de los trabajadores en el PBI era aproximadamente de un 30 o 31%, hoy está en el orden del 43%; los salarios de los Trabajadores de la República Argentina, tanto el mínimo como el medio, son los más altos de toda América Latina, porque creemos también fuertemente, no solamente por convicción en cuanto a la Equidad Social, sino también por convicción en cuanto a Políticas Económicas, en la necesidad de tener un mercado interno fuerte, que retroalimente la capacidad de sus Trabajadores para seguir agregando más y mejor valor, y seguir también con una fuerte incentivación a todo lo que hace la exportación, que por cierto ha crecido fuertemente, casi exponencialmente. ¿Cómo estamos hoy? Días antes de que yo viniera aquí a EE UU, había anunciado la renegociación y el pago finalmente de la deuda con el Club de París, una deuda que data su fecha de corte del 10 de diciembre de 1.983, la fecha de corte de la deuda con el Club de París tiene la misma edad de la Democracia Argentina, el 10 de diciembre de 1983 asumía el 1º Gobierno Constitucional luego de la Dictadura, y la última reestructuración se había producido en los años `91 y `92, deuda que también había sido defaulteada durante el año 2001. También en el curso del desarrollo de este Modelo se pagó la totalidad de la deuda al Fondo Monetario Internacional. Y esta semana, en otro consejo, no en el de las Américas pero sí en el de las Relaciones Exteriores de este País, el más prestigioso foro de política exterior, anunciamos que 3 bancos muy importantes habían hecho una propuesta en representación de bonistas que no habían ingresado al canje del año 2005, y que además lo habían hecho en condiciones aún más favorables para el País que en aquella oportunidad. Así mismos estos 3 importantes bancos habían decidido formar parte de una estrategia de manejos de pasivos de la República Argentina que nos aseguraba el completo financiamiento para nuestros vencimientos del 2009 y 2010. Éste es el escenario Nacional de una Economía que sigue creciendo, con una muy buena capacidad instalada, ayer me mandaban los nº de la Argentina de la capacidad instalada en todas sus industrias, con un fuerte crecimiento en todo lo que es tecnología. Susan hablaba de que durante mi gestión decidimos conformar el Ministerio de Ciencia y Tecnología e Innovación Productiva, porque hubo durante mucho tiempo en mi País una suerte de disociación entre el conocimiento científico y la producción, se abordaba el conocimiento científico desde una perspectiva únicamente académica. Yo creo que una de las claves de la grandeza de los Países desarrollados, de este País específicamente, ha sido asociar precisamente el conocimiento y la ciencia al modelo productivo. En nuestro País esto no sucedía, pese a que somos el único País Latinoamericano que tenemos 3 premios Nobel en materia científica, Houssey, Leloir, Milstein, son Argentinos y son los únicos 3 premios Nobel de toda Latinoamérica en el campo de lo científico. Decidimos apostar fuertemente a esto, tuve el orgullo y la alergia de estar el día lunes en el Nasdaq y ver a importantes Empresas Argentinas, una de ellas que se fundó en el año 2003, exPresidente, cuando Ud. empezó, y nos decían que hoy tienen mil empleados y están dando servicios a todo el mundo y cotizan aquí en Nasdaq junto a otras empresas. Esto no es solamente mérito de un Gobierno ni de una gestión, no podría ser tan soberbia, es mérito de los Argentinos, de su increíble capacitación, de la calidad de nuestros recursos técnicos, producto de una historia de Universidad Pública y gratuita, de Escuela Primaria y ahora Secundaria Obligatoria, y también de la dedicación que este Gobierno ha puesto nuevamente en la Educación. Me tocó como Senadora votar una ley donde vamos a destinar el 6% del PBI a Educación, ya vamos por el 5 y pico, el 6 es la meta del año 2010, donde allí tenemos que tener un 6% dedicado a la Educación. Además el diseño desde nuestra política de becas en materia educativa y de ciencias de la tecnología, donde todo está orientado fundamentalmente a aquellas carreras duras en las cuales necesitamos mayor cantidad de recursos humanos. Hoy tenemos 120 mil alumnos diseminados en 50 Universidades Argentinas en la carrera de software, y todavía nos va a faltar gente para poder hacer frente a una demanda y a una oferta que hace la Argentina en materia de informática, sustancialmente diferente a la que tiene la República de la India, por ejemplo, que es una producción de carácter masivo ¿Cuáles son las ventajas y las características de la industria de la informática en la Argentina? Que somos capaces de diseñar programas a medida de la demanda y de cada cliente, puede parecer una distinción menor, pero es nuestro rasgo distintivo frente a otros países productores de este tipo de servicios. Ni que hablar en materia de valor agregado a todo lo que sea commodities, y que tenemos que seguir trabajando, porque hemos adquirido un grado de desarrollo tecnológico en la producción de commodities agrícolas, a los que si agregamos aún mayor valor en lo que se denomina agroindustria, vamos todavía a adquirir mayor competitividad de la que ya tenemos en este sector que como Uds. saben, junto a energía, ya constituyen los 2 desafíos más grandes que tiene el mundo en el siglo XXI. También hemos profundizado fuertemente la integración en el MERCOSUR. Uds. saben que Argentina se había ido de la Región, recuerdo a algún Ministro que decía que era mejor ser amigo de los ricos que de los pobres, y entonces habíamos abandonado nuestra Región, nuestro lugar, la América del Sur, en donde la integración es uno de los factores más importantes de desarrollo. Y por 1ª vez, como un testimonio muy fuerte de esta integración, con quien alguna vez por elites dirigenciales hace algunas décadas fue visto como un enemigo nuestro, hoy como nunca se ha profundizado la relación entre la República Argentina y la República Federativa del Brasil, donde además del intercambio comercial más importante que tiene la Argentina, también se ha firmado por 1ª vez el llamado para el estudio ejecutivo de un emprendimiento de carácter hidroeléctrico-energético, por 1ª vez Argentina y Brasil piensan conjuntamente en generar energía. Yo también les hablaba, y permítanme contarles, del desarrollo que hemos tenido en materia energética, y del que vamos a tener aún en materia de trasporte, de generación, estamos superando los 20 mil megavats de generación, hemos aumentado en un 22% la capacidad de trasporte de la línea de 500, saben lo importante que es esto para la producción. Me tocó inaugurar como Presidenta la línea de 500 que ya llega al sur de la Patagonia, en Pico Truncado, y firmar el otro día el contrato que va a permitir llegar hasta el final del continente, Río Gallegos, con la línea de alta tensión de 500, porque aunque parezca mentira, en la República Argentina, la Patagonia que ha dado y sigue dando energía, no solamente a mi País sino al mundo, no estaba contemplada dentro del Sistema Interconectado Eléctrico. También me tocó inaugurar la 3ª línea de 500 de Yacyretá y firmar el contrato de la línea NEA-NOA. Acá quiero, a los empresarios dedicados al sector energético y todos aquellos que tengan una actividad vinculada con energía, decirles que la firma del contrato de la línea NEA-NOA, que es aproximadamente de 1.900 km de extensión, significa un salto cualitativo, porque va a atravesar por 1ª vez la República Argentina no pasando por Bs As, todo en la Argentina se ha organizado así desde 1.810, todo empezaba y terminaba en la Ciudad Puerto, hemos decidido que pueden empezar pero que deben también terminar en otro lado; hoy vamos a cruzar todo el NOA y NEA Argentino con una línea de 500, y además nos ponemos delante de demanda, o sea, va a haber oferta energética para aquellos que quieran instalar allí cualquier tipo de emprendimiento que demande esa energía, en lo que va a constituir regionalmente el corazón del MERCOSUR, y que también constituye un corazón en materia de producción agrícola, textil, ganadera. Hoy nos acompañan 3 importantes Gobernadores de esa Región, el Gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, el Cdor. Jorge Capitanich, y también Mario Das Neves, es un Gobernador de la Patagonia. Con esto quiero decirles que el salto cualitativo que significa en una Argentina donde siempre fuimos corriendo atrás de las necesidades, poder hoy hacer una oferta que ya no va atrás de las necesidades sino que va a incentivar la instalación de nuevas industrias. Estimamos que en el año 2010 vamos a estar mostrando un crecimiento de un 69% en todo el sistema de transporte de línea de 500, lo que además nos da una certeza de anillado, como verán me he convertido en experta en muchas cosas, hasta en energía, sobre todo porque en mi País algunos vienen pronosticando un blackout, que nos íbamos a quedar sin energía antes de cada invierno. Lo cierto es que con la inauguración de última línea de 500 pudimos, cuando hubo un problema en la línea del Chocón hasta Henderson, evitar el blakcout, porque precisamente al haber mayores líneas de 500 estamos anillando el sistema y dándole mayor certeza y seguridad energética a quienes necesitan de eso para producir y generar riqueza. Creo que esta Argentina actual, esta Argentina que parecía mentira en aquel 2004 que hoy pudiera exhibir estas tasas de crecimiento, que de seguir este año va a completar el círculo económico virtuoso más importante de nuestra historia, ya el año pasado con los 5 años de crecimiento consecutivo, a tasas superiores al 8%, teníamos el período más importante de crecimiento económico en los últimos 100 años. De repetir igual perfomance este año estaremos frente al período de crecimiento económico más importante que haya tenido la República Argentina en sus 200 años de vida, que vamos a cumplimentar ahora en el 2010. Junto a esto también se desarrolló, y no inventamos nada nuevo, lo habíamos dicho durante toda la campaña, yo me acuerdo que lo contaba con Susan aquí, un Plan de Infraestructura Económica y Social muy importante. Nosotros sosteníamos que en épocas de depresión, en épocas de caída de la actividad, la obra pública, la infraestructura, cubre y cumple un rol dinamizador formidable, no lo inventamos nosotros, se lo habíamos copiado a Uds., a New Deal después del 30, cuando ese gran Presidente que fue Roosevelt lanza el New Deal y utiliza el instrumento de la obra pública como un gran reactivante de la economía. Lo repetíamos aquí en algunos círculos y nos miraban escépticos, alguna vez alguien muy importante me dijo que en realidad no había sido el New Deal lo que había hecho grande a EU UU, que lo que había hecho grande a EE UU era la guerra, y yo le dije que no creía que fuera así. Como tampoco creo que lo que está sucediendo hoy aquí en EE UU sea el fin del capitalismo, se tienen que quedar todos tranquilo, creo que sí va a venir otro capitalismo, basado esencialmente en la Economía real que hizo grande a este País, y que siempre nosotros hemos sostenido, el Modelo Argentino es un modelo basado en el desarrollo de las potencialidades reales de su población, productor de bienes y servicios, esto es lo que hizo grande a EE UU ¿Por qué digo esto? En este escenario internacional que hoy da temor, incertidumbre, inseguridad, durante las últimas décadas, se rompió la lógica del capitalismo ¿Cuál ha sido la lógica del capitalismo? Ganar dinero a través de la producción de bienes, de servicios o de conocimiento, pero el dinero se gana, no se produce. Me parece que esta es la lógica que se ha roto desde el sistema financiero, creyeron que podían sustituir a lo que constituye el eje mismo del capitalismo, que es producir bienes y servicios, y reproducir al dinero independientemente de los circuitos de bienes, conocimientos y servicios. Tampoco significa que desaparezca el sistema financiero, sino que al contrario, vuelva a repensarse y ocupe el verdadero rol motor que se le asignó doctrinariamente y que es el de ser el gran financiador, el gran sostenedor, a través del crédito, de la producción y generación de la riqueza y del consumo. Me parece que son épocas donde van a cambiar los paradigmas, donde vamos a tener que revisar, conceptos, no para rasgarnos las vestiduras ni decir yo tenía razón, no se trata de quién tiene razón, sino se trata de identificar cuáles son las causas de esta situación que estamos viviendo, e identificadas esas causas, removerlas, cambiarlas y empezar a hacer una cosa diferente. Estoy absolutamente convencida de que este País ocupó su lugar, su preeminencia, en base a la Economía real, y tal vez, creyendo que la intervención del Estado o la presencia del Estado incomodaba, tiene las dificultades de hoy, porque también, buenos es decirlo, hubo un severísimo control de todos los bancos centrales, a través de las normas de Basilea, pero paralelamente en sistemas financieros absolutamente controlados, surgieron también fondos de inversión, sistemas de inversión sin ningún tipo de control ni regulación, que permitieron y posibilitaron esto que estamos viviendo hoy. Reitero, no es para poner el rol de fiscal con dedo admonitorio, al contrario, simplemente comprender por qué suceden las cosas y a partir de eso diseñar nuevos instrumentos que vuelvan a la Economía real. En este sentido quiero decirles que cuando comienza la Economía real, que no tengan dudas, es la etapa que viene, que ya está, la Argentina es un lugar más que bueno para invertir, porque su diversidad, la calidad de sus recursos naturales y humanos, el grado de capacitación de quienes vivimos allí, nuestra natural creatividad, por momentos la creatividad Argentina se convierte casi en un problema, pero cuando se la aplica adecuada y orientadamente a la actividad económica, somos capaces de producir transformaciones que ni nosotros mismos somos capaces de imaginar. Yo siempre cuando me encuentro con otros Argentinos en algún lugar que no sea nuestra Patria, le pregunto si imaginaban, viendo aquella Argentina del año 2001, 2002, esta otra Argentina que vemos hoy en cuanto a su desarrollo económico y su actitud además de retorno al mundo, con esta decisión que se ha adoptado en materia de normalización de las relaciones con sus acreedores, y me dicen que no, que era impensable. Pero esto me revela una riqueza y una calidad por parte de nosotros, que muchos de los que están aquí la conocen porque son fuertes inversores y siguieron apostando y confiando en la Argentina, pese a las cosas que nos sucedían. Yo creo sinceramente que estamos en un momento muy especial del mundo, de la Región, me refiero a América del Sur y a nuestro País, la República Argentina, y creo sinceramente que en materia de desarrollo tecnológico, en materia de desarrollo turístico, en materia de desarrollo energético, en materia de agroalimentación, en materia de todo lo sea los ejes que constituyen la Economía real, Argentina tiene un rol que cumplir y tiene un excelente oportunidad y menú de negocios. Con la confianza y el optimismo que tenemos que tener, no porque como digan algunos tuvimos suerte o viento de cola, sino porque creíamos en lo que decíamos y en lo que hacíamos, que es esencial para revertir y transformar cualquier realidad adversa, realmente estábamos convencidos que éste era el camino. Hoy, aquí en Nueva York, me siento no conforme porque en definitiva nunca nadie está conforme, uno siempre quiere ir por más, lograr más y mejores cosas, pero sí en condiciones de decir que de aquel 2004 en el cual veníamos a contar a Uds. las cosas que queríamos hacer con la Argentina, muchas de ellas las estamos logrando, faltan obviamente. Hemos encontrado en un tema que siempre desvelaba a los empresarios de cualquier parte del mundo un abordaje de la cuestión tarifaria diferente, que nos ha permitido segmentar por ej las tarifas en los servicios, y poder de esta manera atender a la rentabilidad de las empresas sin tampoco lesionar el tema social, a través de atender las necesidades de los sectores más vulnerables. Estamos también llevando a cabo un ambicioso plan gas plus, y estamos también en el trabajo de la normativa del plus petróleo, que creo que va a ser tan exitoso como se está desarrollando en el ámbito del gas, y que va a permitir a los inversores tener una rentabilidad acorde con el grado de inversión que todos sabemos requiere la explotación y la exploración en materia de hidrocarburos. Por eso con resultados que en definitiva es lo que importa en política, en economía y en la vida también, es para mí muy grato estar aquí hoy junto a Uds., con este breve panorama de lo que es mi País, la República Argentina, y agradecerle a sus Susan Segal la deferencia que siempre ha tenido con nosotros y con nuestro País, es una amiga nuestra y de la Argentina, de recibirnos una vez más y permitirnos, junto a todo Uds., intercambiar opiniones y reflexionar acerca de estas cuestiones y de este distinto escenario nacional e internacional que teníamos desde aquel 2004, lo cual nos exige a todos una gran humildad a la hora de evaluar, diagnosticar y juzgar, y también una gran apertura mental por los desafíos que trae la época. Grandes desafíos, se derrumban viejos paradigmas y es necesario reconstruir los nuevos para seguir caminando, seguir produciendo y, en definitiva, seguir viviendo. Muchas gracias.

1 comentario:

MONA dijo...

HOLA:
Quiero agradecer que hayan difundido en este blog el discurso de la presidenta. Considero muy adecuada su actuación, y la contundencia de sus opiniones en el corazón mismo del Imperio.
Sin embargo, poco y nada se dice en los medios de difusión (salvedad hecha con los blogs)
Me resulta incomprensible que los medios argentinos reproduzcan profecías de ruinas y fracasos, y aún, ante la debacle norteamericana, sigan creyendo en los datos de riesgos aportados por los mismos Organismos que no supieron prever su bancarrota, y sin embargo, insisten en descalificarnos...
Muy buen blog!!!
Los saludo.
Mona

Foro en defensa del Proyecto Nacional y Popular

El Secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, fue el invitado especial del primer Foro en Defensa del Proyecto Nacional y Popular, que contó con más de 250 militantes.